De amar a Dios depende todoJesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. Y estando juntos los fariseos, Jesús les preguntó, Mateo 22:37-41

El Señor Jesucristo hablando con aquel interprete de la ley le hizo saber que toda la biblia(La ley y los profetas) descansa en que el hombre debe amar a Dios con todo lo que es y lo que tiene, pero no solo que de este principal mandamiento descansa la biblia, sino que de ella depende todo en esta vida y en la otra. Amar a Dios es lo que dará sentido a la vida de un hombre o le quitará sentido sino lo ama. Amar a Dios va determinar nuestro destino eterno con Dios y su hijo o nuestro destino eterno en el infierno lejos de Dios y su hijo. No le engaño cuando le digo que de amar a Dios depende y dependerá todo.
Hermanos cumplamos con este principal mandamiento que es amar a Dios con todo lo que somos y tenemos, y el segundo mandamiento de amar a nuestro prójimo será solo un dulce resultado de haber cumplido el primer y gran mandamiento. David Durelia

El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Romanos 12:9

COMPARTIR
Artículo anteriorNo Te Quedes En El Desierto..