Una iglesia mundana.

Una iglesia sin dueño