Demas el cristiano que dejo a Cristo por el mundo.[Dē’mas] – popular o gobernante de la gente. Un compañero de Pablo durante su primer encarcelamiento romano.

*Colosenses 4:14 Os saluda Lucas el médico amado, y Demas.*
*Filemón 1:24 Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores.*

El hombre que abandonó a su amigo. Esto parece ser un indicio de que este nativo de Tesalónica no fue completamente confiable, incluso cuando estaba cerca de Pablo.

*Filipenses 2:20 pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros.*

La escritura tiene esto en contra de él, que abandonó a Pablo por este mundo.
*2 Timoteo 4:10a porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica.*

Es difícil saber qué cosas puntualmente tentó a Demas para que luego de tanto tiempo padeciendo por el evangelio junto a Pablo, Lucas y los demás, los dejará y se fuera al mundo, pero lo que es indudable es que el mundo se hizo más atractivo para Demas que lo que tenía en el Señor.
Lamentablemente esto que sucedió con Demas, sucede con muchos creyentes que luego de estar tantos años en la fe sirviendo, incluso algunos llegan hasta a oficios pastorales, y luego como de repente se escucha que abandonan los caminos del Señor para irse al mundo. Pero quiero resaltar que aunque la información de Pablo sobre que Demas lo abandonó para irse al mundo fue sorpresiva para nosotros como lectores, es indudable que no fue una sorpresa para el Señor, y seguramente tampoco para el apóstol Pablo. Ningún cristiano decide irse al mundo de la noche a la mañana, sino fue el resultado de un proceso decreciente en la vida del creyente en donde deja de ejercitarse en las cosas del Señor como lo es la comunión con Cristo, la lectura y el estudio continuo de la palabra, la oración, y el disfrutar del calor de la comunión con los hermanos en la iglesia congregándose fielmente. Y lamentablemente cuando las cosas espirituales decrecen en la vida de un creyente automáticamente crecen las cosas carnales, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida encuentran mucho espacio en el corazón de ese creyente vacio espiritualmente, quien sin notarlo siquiera dejo de ser cristiano, porque ya no sigue a Cristo sino a sus propios deseos, los cuales inevitablemente lo terminan arrastrando al mundo que es en donde ese excristiano podrá darle rienda suelta a todos estos deseos mundanos que dejó aflorar en su corazón desde el día en que decidió darle la espalda a Cristo.
Concluimos que Demas no se fue al mundo porque el mundo es mejor que Cristo, se fue al mundo porque ya había dejado a Cristo y no tenía ya otro lugar que ir sino al mundo, Demas no se fue al mundo de la noche a la mañana, sino que ya su corazón estaba en el mundo hace mucho tiempo, solo que ese día el mundo ya rebozo en su vida y en su corazón y decidió abandonar a Cristo, al apóstol, a los hermanos, a la iglesia, para irse a la nada, porque en el mundo no hay nada.
Amados hermanos les invito a analizar su corazón y vea si realmente tiene alguna insatisfacción con Cristo y con esta fe cristiana, porque si no hemos entendido que con Cristo lo tenemos todo y en Cristo seremos todo lo que Dios quiere que seamos, y bajo su amparo estamos seguros siempre. Satanás tratará de crearnos espejismos de que el mundo es mejor que Cristo, pero luego que los traiga al mundo, todos verán la gran verdad: EN EL MUNDO NO HAY NADA.

David Durelia

*Colosenses 2:10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.*