No somos de este mundo
No somos de este mundo.

Juan 17:16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo..

No existe otra operación de rescate más grande y más significativo en la historia humana que la que hiciera el Señor rescatando a millones de personas del mundo. La palabra rescate en el argot militar se le conoce con la palabra: Extracción.

En Juan 17 cuando el Señor oraba a su Padre, más que una oración podemos ver el reporte final de Cristo de su exitosa misión al extraer a los 11 del mundo, y ahora pide a su Padre que les provea los recursos para que se mantengan protegidos de ese mundo del cual él ya los había sacado.

El reporte del Señor se refleja en estas palabras:

“He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste”. Juan 17:6ª
Juan 17:12 “Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese”.

Jesús certifica que su misión de extraer a los 11 del mundo fue exitosa.
Y esa operación de extracción del mundo, no solo era para los 11, sino que más adelante en Hechos 9 vemos como el Señor extrajo al apóstol Pablo del mundo, y así completar los doce apóstoles, quienes luego de ser rescatados fueron enviados al mundo con la finalidad de rescatar a millones con el mensaje de Cristo que es el evangelio.

Cuando Cristo salva a alguien lo que hace es extraer a esa persona del sistema mundanal que impera el día de hoy, y cuyo dios es satanás. Entonces resulta muy contradictorio cuando observamos personas que se dicen cristianos, pero que siguen tan inmersos en el sistema mundanal de hoy. Aman las cosas del mundo, los cantantes del mundo, los juegos del mundo, las distracciones del mundo, todo lo que el mundo ofrece, sus modas, su vocabulario, sus costumbres etc. Todas estas cosas las acepta estos tipos de cristianos, que no entienden todavía que Cristo vino fue a rescatarlos precisamente de esos pecados. Y eso solo ha llevado a que el cristianismo sea distorsionado y la obra de Cristo blasfemado por culpa de estas personas que siguen viviendo la vida mundana bajo el amparo de ser cristianos, lo cual no es verdad.

Querido amigo, hermano necesario es que vuelvan a las escrituras en donde conocerán al Cristo que nos vino a salvar del mundo y del pecado que gobierna en ella. Ser cristiano no es solo adoptar una creencia sino que es un nuevo nacimiento, es la muerte del viejo hombre con sus vicios, sus pecados, sus carnalidades y sus consecuencias para dar vida a un hombre nuevo creado según Dios en santidad y en verdad, el hombre nuevo creado por Dios a través de la obra de Cristo sentirá un total repudio por el pecado y la vieja vida que vivió antes de conocer a Cristo, pero sobre todo amara esta nueva vida en Cristo, su deleite serán las cosas del Señor, la palabra de Dios será su meditación de día y de noche, la santidad será su estilo de vida, y la comunión con Dios por medio de Cristo será lo que tenga mayor valor en esta vida para él. Cuando vemos todo esto, no es difícil entender que en estos días hay un montón de gente que se dice cristiana, pero bajo el examen bíblico realmente aun no los son.
Pero la buena noticia es que todavía la gracia de Dios está disponible, el arrepentimiento de los pecados y clamar a Cristo por salvación todavía puede ser escuchado por el salvador, no sigas perdiendo el tiempo en esa vida mitad mundana mitad cristiana que solo te llevará entero al infierno. Arrepiéntete y vuélvete a Cristo para que seas un verdadero cristiano que ya no es de este mundo. David Durelia

Juan 17:15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.
Juan 17:16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
1 Tesalonicenses 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;