Iglesia Libres en Cristo1 Pedro 4:16 Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

     En estos tiempos es muy común escuchar desde algunos púlpitos del cristianismo, que los cristianos no deben sufrir, y que Cristo murió para que los creyentes fueran exitosos, para que vivieran bien, y para que ellos reprendieran y negaran todo tipo de sufrimiento que se les quiera venir. Bueno aunque estos discursos suenan muy lindos, y sensuales en el oído de los creyentes ignorantes de la palabra. La verdad es que nada de estos mensajes tienen fundamento bíblico, todo lo contrario por toda la biblia y durante casi el 70% del nuevo testamento, se nos dice que el cristiano va a sufrir, e incluso se nos da pruebas palpables con la vida de los apóstoles que siendo hombres fieles a Cristo y su palabra, sufrieron toda clase de calamidades durante toda su vida cristiana, así también iglesias como Esmirna, y Filadelfia también fieles al Señor, no fueron exentas de una vida de sufrimiento.

     Por eso debemos asegurar que Cristo nunca le dijo a su iglesia y a los creyentes que no iban a sufrir, todo lo contrario Cristo les aseguro que en el mundo tendrían aflicción. Juan 16:33. Pero por medio de Pedro en su epístola, Cristo nos dijo que:  “Si vamos a sufrir, que sea como cristianos”. I Pedro 4:16

Veamos algunos textos, que nos muestran claramente que el Creyente no está exento de una vida de sufrimiento, mientras estemos en esta vida.

Lucas 6:22 Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre.

Hechos 14:22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

 1 Tesalonicenses 3:3 a fin de que nadie se inquiete por estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que para esto estamos puestos.

2 Timoteo 3:12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

EL ORIGEN DEL SUFRIMIENTO

El sufrimiento llegó al mundo como consecuencia de la caída del hombre, y se ha ido incrementando más en la humanidad conforme el hombre ha seguido de espaldas a Dios y a su voluntad.

“mientras exista el pecado el sufrimiento no acabará”

EL SUFRIMIENTO EN LA VIDA DE UN CRISTIANO

En el cristiano el sufrimiento surge  cuando nos toca vivir en este mundo pecador, sin pecado, y obedecer la palabra de Dios, en un mundo rebelde a la palabra.

“vivir en contracorriente a este mundo siempre producirá sufrimiento”

 LA BASE DE TODO SUFRIMIENTO: “QUEBRANTAR LAS LEYES DE DIOS”

EXODO 20:3-17

     En el desierto el Señor le entrego a Moisés su voluntad al hombre por medio del decálogo, estas leyes servirían de protección para el hombre, para evitar sufrimiento para ellos. Pero las leyes de Dios, no eran solo para los Israelitas, sino para cada hombre que él había creado, y todo hombre debía obedecer y guardar sus leyes, para que les fuera bien y así evitar el sufrimiento.

     Cada vez que los hombres han violado uno de estos mandamientos de Dios, se desencadena un periodo trágico de sufrimiento y dolor para ellos, y así se ha ido consumando un mundo de dolor y sufrimiento, porque los hombres continuamente se han dedicado a violar estas leyes de Dios.

“SI VAMOS A SUFRIR, QUE SEA COMO CRISTIANOS”

I PEDRO 4:1-16

     El apóstol Pedro escribió a una iglesia sufriente, una iglesia perseguida, una iglesia que estaba siendo martirizada por los romanos con mayor frecuencia día a día. Y lejos de Pedro prometerles que su sufrimiento se acabaría, no se le vio a Pedro decretando bendición, ni tiempo de abundancia, ni diciéndole a la iglesia que reprendieran el sufrimiento con confesiones positivas. Espero que quede bastante claro, que Pedro no era como los herejes de hoy.

Pedro dirigió su discurso a los expatriados en base a seis puntos centrales:
  1. Que aun en medio de su sufrimiento, ellos habían sido llamados a una vida diferente a los perdidos, porque el pecado había terminado en sus vidas. I Pedro 4:1-3
  2. Que los paganos y perdidos debían indignarse de ver que los creyentes no corremos igual que ellos en su desenfreno por el pecado y la maldad. I Pedro 4:4-6
  3. Que aun en medio del sufrimiento los cristianos no debían cerrar su corazón a sus hermanos, ni dejar de producir frutos de amor mayormente por los hermanos de la fe. I Pedro 4:7-11
  4. Que los cristianos no debían extrañarse por los sufrimientos que estaban padeciendo, todo lo contrario debían gozarse por ser parte de estos padecimientos por causa de Cristo. I Pedro 4:12-14
  5. Que los creyentes debían examinar sus vidas, para asegurarse de no estar sufriendo como pecadores, y no como santos. I Pedro 4:15
  6. Que aun en medio del sufrimiento, nosotros estamos llamados a ser diferentes al mundo. Si vamos a sufrir, que sea como cristianos para que glorifiquemos en nombre de Cristo. I Pedro 4:16

CONCLUSIÓN

     Mientras estemos en esta vida no podremos evitar el sufrimiento, y cuando realmente seamos más fieles a Cristo, los sufrimientos aumentarán. Pero lo que debemos procurar siempre, es sufrir como cristianos, y no como pecadores. Porque el sufrimiento del pecador nunca se acabará, pero la del cristiano SI.

Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

David Durelia.